Películas para motivarse
"Las personas que persisten y perseveran... van a ganar" Rudy Ruettiger


“Cuando las personas digan que los sueños no se vuelven realidad, cuéntales sobre Rudy
________________________________________
“A veces un ganador es un soñador que simplemente no se rinde”
________________________________________
“No es el tamaño del perro en la pelea. Es el tamaño de la pelea en el perro”


A partir de ahora inauguro una sección dedicada a extraer las ideas motivacionales más importantes de las mejores películas que he visto. Lamentablemente la literatura y el material especializado en motivación suelen tener algunas desventajas. Por ejemplo, los libros y los vídeos motivacionales suelen ser más aburridos, monotemáticos y repetitivos; y aunque los hay muy buenos, la mayoría de personas simplemente no están interesadas en invertir su tiempo en leer.

Con las películas sucede algo muy curioso: todo el mundo habla de ellas y nadie jamás te juzgará como aburridor o mamerto por hablar de una película cualquiera en la mayoría de contextos sociales. Además, tienen un formato muy llamativo y por ello no solemos tener problemas para recordar nuestras favoritas. Personalmente asumo que el material multimedia es el más indicado para llegar al mayor número de personas, y creo también que, aunque la mayoría de películas y videos son basura, existen numerosas formas de sacar provecho de las películas que más nos gustan.

Películas que te motivarán
"Cuando tienes una visión, con un sueño, con compromisos, los hechos no importan. Aquí está por qué: Encontrarás una forma de alcanzar tu sueño" Rudy Ruettiger.

Recientemente tuve el gusto de ver una película de 1993 titulada sencillamente “Rudy”. Es la historia real de un joven que toda su vida ha querido ser jugador de fútbol americano pero tristemente es demasiado pequeño y débil para lograrlo. La mayoría de personas de su pueblo terminaban trabajando sin ningún futuro promisorio. Pero Daniel “Rudy” Ruettiger quería jugar para la prestigiosa universidad de Notre Dame.

Todas las personas a su alrededor, incluidos sus maestros, le calificaban despectivamente de soñador y le desanimaban cruelmente cada vez que Rudy hablaba del tema. Y quizá tenían razón: Sus calificaciones son bajas, sus habilidades atléticas son pobres y su cuerpo es pequeño y delgado. Nadie en su familia ha ido a la universidad, no tiene dinero y no destaca en los estudios.


Pero Rudy tiene puesta su atención en su gran ilusión. Estar en el equipo de Notre Dame, y hará hasta lo imposible para cumplir su sueño. A diferencia de otras películas sobre deportes, la lucha de Rudy es muy real y está bien dramatizada. A pesar de que Rudy comía, dormía y respiraba fútbol americano, eso automáticamente no lo llevará a convertirse en el mejor jugador de su equipo. Sin embargo, de una forma u otra, su sueño se hará realidad. Rudy tenía el corazón y el espíritu de un guerrero, a pesar de no tener un cuerpo apropiado que le ayudara a conseguir lo que tanto deseaba.

Me gustaría que ustedes mismos vieran la película y notarán que no me equivoco al decir que es muy inspiradora y que está muy bien elaborada. En este link pueden encontrar el tráiler en español. También puedes consultar más información en Wikipedia.

Películas deportivas para motivarse
"Todo lo que necesitas es un compromiso con tu sueño" Rudy Ruettiger

¿Qué tan imposibles son los sueños en realidad?

Al ver esta película es inevitable sentirse inspirado por la fortaleza y el corazón de Rudy. Los demás se burlan de él porque sus sueños son más grandes que su cuerpo, constantemente le desaniman, le critican y se ríen de sus obstinadas ideas sobre estar algún día en Notre Dame y jugar fútbol americano en uno de los mejores equipos del país.

Seguramente, si hubiésemos conocido a Rudy, la mayoría de nosotros concluiríamos que su sueño es imposible. Le diríamos que está perdiendo su tiempo y sus energías en una meta que está más allá de lo que él puede alcanzar. Sus buenas calificaciones -así como sus talentos intelectuales- son escasas y bastante mediocres. No tiene dinero. No tiene el cuerpo de un atleta. Al parecer, todo está en su contra y cualquiera puede notarlo casi al instante. Si cualquiera de nosotros viéramos a alguien como él con los mismos sueños, seguramente pensaríamos que está delirando.

Con todos los pronósticos en su contra, Rudy luchó contra su destino y jamás hizo caso de las opiniones de los demás, a pesar de que la mayoría eran opiniones más o menos “sensatas”, aunque muy duras. Al principio, se vio arrastrado por su “destino” familiar y después del colegio comenzó a trabajar (si planeas ver la película, deja de leer aquí y comienza a leer después del siguiente subtítulo).

Inicio Anuncios





Fin Anuncios

Después de cumplir 22 años, su mejor amigo, quien siempre había creído en él, muere en un accidente. Conmocionado por esta pérdida, Rudy cae en la cuenta de que debe seguir ahora o nunca el sueño que ha tenido desde que era un niño. Su padre y su novia sólo anticipan el fracaso en la iniciativa de Rudy. Su novia no le apoya y le abandona, y su padre intenta anclarlo a su lugar dentro de la familia, el pueblo y el mundo, diciéndole que él puede vivir cómodamente con una vida más sencilla y menos ambiciosa, sin tener que arriesgarse por un sueño imposible y desperdiciar su tiempo persiguiendo algo que jamás conseguirá.

Rudy viaja hasta la Universidad, pero sus notas son muy bajas para ser aceptado. Con sus ahorros, comienza a estudiar en una universidad menor con la idea de ser transferido a Notre Dame si obtiene buenas calificaciones. Rudy tiene problemas de aprendizaje, pero está dispuesto a estudiar lo que haga falta y tomar cientos de notas de clase para obtener buenas notas.

Así conoce a un buen tutor que puede ayudarle académicamente, pero no tiene dinero para pagar clases personalizadas; así que hace un trato con su futuro tutor: Rudy le presentará chicas para que éste, que es muy tímido, pueda conseguir una novia. Rudy no conoce a ninguna chica en la universidad, así que dedica su tiempo a conocer chicas para después presentárselas a su amigo y tutor.

Motivación para encontrar en las películas: Rudy
La historia real de Rudy muestra que un hombre promedio, e incluso peor que el promedio puede alcanzar cosas extraordinarias, si de verdad lo desea y compromete su cuerpo y alma a un propósito.

Rudy quiere estar cerca del equipo de fútbol americano de Notre Dame, pero dado que no es un alumno de Notre Dame, ni siquiera puede encargarse de la organización y limpieza de los implementos del equipo. Sin embargo, ofrece gratuitamente su trabajo a una de las personas encargadas del mantenimiento del estadio en que juega Notre Dame, con tal de estar involucrado de alguna manera con su sueño.

Rudy no tiene donde vivir, pero se las ingenia para dormir a escondidas en una sala de mantenimiento, mientras sigue asistiendo a clases. Al final de cada semestre, envía una carta con sus calificaciones para pedir ser aceptado en Notre Dame. Luego de muchos intentos, finalmente lo consigue.

Inmediatamente, busca pertenecer al equipo de fútbol americano. Su condición física no impresiona a nadie, pero las ganas con las que hace cada ejercicio con el fin de ser aceptado al final convence a los entrenadores, quienes le dan una oportunidad de ser un “muñeco de tacleo” para que los demás jugadores del equipo entrenen a costa de su integridad física.

Durante dos años, Rudy intenta ser enlistado en el equipo, pero sencillamente su capacidad física es insuficiente, y siempre lo ha sido. No obstante, Rudy se mantiene entrenando con el equipo, inspirando a todos con sus energías y su pasión por el deporte.

Rudy no es talentoso, pero es más persistente que cualquiera del equipo y deja su cuerpo y alma en cada entrenamiento del equipo.

Al final, sus compañeros le admiran tanto que todos insisten en que el director técnico le permita vestirse como un jugador en uno de los encuentros oficiales del equipo. La insistencia de sus compañeros es tal que el entrenador termina aceptando a regañadientes y Rudy logra su sueño. Dirige a todos sus compañeros al campo de juego e incluso consigue jugar en los segundos finales. Al final, sus compañeros le alzan triunfantemente fuera del campo, un honor que ningún jugador ha tenido jamás en la historia del equipo. Te dejo con un vídeo que muestra algunas de las escenas más memorables de la película.


"¿Qué mata un sueño? Un pretexto" Rudy Ruettiger




--

¿Has visto la película y quisieras aportar algo? ¿Piensas que las películas deportivas y sus mensajes motivacionales se pueden generalizar a la vida en general? ¿Quisieras recomendar alguna película que te haya inspirado? ¡Comenta!

Publicar un comentario Blogger

  1. La clave para lograr el sueño de Rudy, fue la persistencia, el nunca rendirse a lo que quería lograr a pesar de sus pocas capacidades como deportista. Siempre creyó en si mismo en que lo podía lograr y poco a poco se fue haciendo realidad paso a paso. Me impacta mucho su persistencia muchos de nosotros nos achicopalamos en la primera caida en el primer no, Recuerdo tanto hace ya bastante tiempo quería entrar a una universidad para estudiar ed. fisica, me presente una vez, y no pase,,, es el vivo relfejo de tirar la toalla y no seguir en busca de lo que quería, lastimosamente en la vida tomamos decisiones erradas.y hoy en día nos pesan, quizás si me hubiera vuelto a presentar, me hubiera esforzado en estudiar para pasar, estaría ya terminando.. Pero me conforme e ingrese a otra universidad a estudiar otra cosa que en si no era lo que me apasionaba.En fin. excelente película, excelente post, y quiero que no se quede en "wooww"muy buena y ya!.. empezar a cambiar e ir en busca de lo que deseamos, Vida hay una sola y hay que realizar los deseos más profundos de nuestro corazón,

    ResponderEliminar
  2. De las películas más épicas de futbol americano, si te gusta el tema, no puedes dejar de verla. Actualmente estoy viendo una serie nueva llamada Ballers, una historia de comedia muy divertida que cuenta la vida de un grupo de jugadores veteranos.

    ResponderEliminar

Si te gustó lo que acabas de leer, no olvides seguirme en las diferentes redes sociales, por correo electrónico o por RSS. Si no te ha gustado el contenido, o piensas que podría ser mucho mejor, estaré muy pendiente de los comentarios.

¿Te gustaría decir algo? ¿Quieres tener más información respecto a algún tema tratado aquí? ¿Quisieras que explicara con más detalle algo de lo que te he compartido? ¡Comenta!

 
Top