"La disciplina es la parte más importante del éxito".
Truman Capote

"La disciplina es el mejor amigo del hombre, porque ella le lleva a realizar los anhelos más profundos de su corazón".
Madre Teresa De Calcuta

"El hombre es lo que debe ser, mediante la educación, mediante la disciplina".
Georg Wilhelm Friedrich Hegel

"El genio, en una disciplina, con la práctica, potenciará su genialidad, el tonto, con la práctica, sólo potenciará su tontería".
Valerie Tasso

"Los líderes son aquellos individuos que hacen lo que los fracasados no están dispuestos a hacer aunque tampoco sea de su gusto, Tienen la disciplina necesaria para hacer lo que saben que es importante y correcto, en lugar de lo que es fácil y divertido".

Robin Sharma

Reglas para tener disciplina
"La disciplina es el puente entre las metas y el éxito. Todos tenemos que sufrir uno de dos dolores: el dolor de la disciplina o el dolor del pesar. La diferencia está en que la disciplina pesa unas cuantas onzas, y el pesar, toneladas". 
Jim Rohn

No podríamos referirnos a la transformación y al cambio sin remitirnos a uno de sus pilares más fundamentales: la disciplina. Casi podría atreverme a decir que nada garantiza más el éxito personal que la disciplina. Por supuesto, la disciplina entendida desde el marco de la perseverancia; no como el trabajo desmedido y estricto.

Seguramente has vivido momentos en los que tu confianza ha flaqueado y te han asaltado las dudas y los miedos. Has sentido que no tenías un rumbo fijo, que tu vida no iba a ninguna parte. No es raro que en momentos así pensemos que estamos incompletos, que no somos buenos para nada. Y una vez nos asaltan estos pensamientos, la frustración y el pesimismo no demoran en ahogarnos en un mar de tristeza y desolación.

Tal vez estés pasando por un momento así justo ahora.

Lo importante ahora es decir “ya no más”; porque estás cansado de fracasar y de obtener las migajas del mundo. Es momento de parar ese ciclo de pensamientos negativos. Es momento de salir de tu refugio lleno de excusas y de quejas. Es tiempo de que seas admirado y tenido en cuenta; que las personas sepan quién eres y de qué madera estás hecho. Es tiempo que las personas busquen inspiración en tu forma de vida, en tu manera de pensar.

Deja la vergüenza por ti mismo. Deja de decir frente al espejo lo inadecuado y lo incompleto que eres. Deja de esconderte detrás de los éxitos de los demás y comienza a demostrarle al mundo lo impresionante que eres. Mejor aún, déjalos expectantes por lo que serás capaz de hacer cuando culmines una fase más de tu proceso de transformación continua. Cierra un par de bocas y acalla las críticas.

Deja de otorgarle satisfacciones a aquellas personas que se deleitan al verte caer. Muéstrales todo lo que sabes, todo lo que eres capaz de hacer. Ponlos en ridículo consigo mismos al ver lo equivocados que han estado todo este tiempo. Proponte generar envidia y admiración. Haz que tus críticos enmudezcan de rabia, de impotencia. Déjalos sin nada que decir y muestráles cada vez que siempre estás por encima de sus dudas y de sus críticas.

Comienza un nuevo camino hacia la auto-realización personal. Ahora.

AHORA.

Fíjate en la dirección web del blog: Tu cambio es ahora. No el siguiente año, que está pronto a comenzar.

Ahora, no a principios del siguiente mes. No el lunes de la siguiente semana. Ahora. Y si es posible, justo ahora. Sin importar la hora que sea.

Cómo ser disciplinado para alcanzar el éxito
"El éxito es la aplicación diaria de la disciplina". Jim Rhon


Ahora bien, la constancia y la disciplina serán los aspectos decisivos en tu nuevo camino. No será el talento, no será el dinero, no serán tus amistades ni tu familia, no será la suerte, ni la fe ni la esperanza. Te lo aseguro.

Lo que necesitas para impulsar tu proceso de cambio definitivo es el enfoque. Trabajo duro, trabajo constante y trabajo inteligente.

Aunque las palabras sean sencillas, no así las ideas detrás de ellas. La disciplina (trabajo duro+trabajo constante) debe acompañarse de un enfoque claro y bien definido. 

Si trabajas duro y trabajas constantemente, pero no trabajas inteligentemente, te desgastarás y no lograrás nada.

Si trabajas duro y trabajas inteligentemente, pero no trabajas constantemente, no lograrás ningún resultado duradero.

Si trabajas constantemente y con inteligencia, pero no trabajas duro, tus resultados serán débiles y tomarán mucho más tiempo.

Y tu primera tarea es definir con cierta precisión qué tipo de disciplina necesitas para lograr tus objetivos y qué debes hacer para alcanzar ese tipo de disciplina.

Antes que todo, elimina todo tipo de quejas. Deja de ver tus limitaciones. No te concentres en lo que no tienes, en lo que te falta, en lo que necesitas lograr. Esa es una pésima forma de comenzar a cambiar porque empiezas incompleto, carente. Para cambiar debes empezar fuerte, capaz, confiado. Tu no empiezas una carrera agotado y falto de energías, sin haberte alimentado o descansado apropiadamente. Tienes que partir con algo positivo, algo que te impulse. Y tus limitaciones no son precisamente las cosas que te van a impulsar.

Si quieres llegar hasta el final, si quieres ganar la carrera, debes sentirte poderoso, rico, dotado, hábil, lleno de destrezas. Así tienes que comenzar tu camino, lleno de herramientas. Empieza ahora. Y una vez que empieces, no cejes. No te detengas. Que te lata fuerte el corazón, sin descanso. Que tu mente palpite decidida, seguida por acciones concretas.

Recomendaciones para ser disciplinado
Define tu visión actual frente a la vida y contrástala con la visión que deberás tener cuando cumplas tus objetivos. Haz una evaluación de tu estado actual, identifica tus dones, tus habilidades.

Lo importante una vez que comiences es mantenerte, y eso suele ser lo más complicado del proceso de cambio. 

¿Cómo mantenerse? ¿Cómo ser constante y disciplinado?

Bueno, pues existen muchas formas de mantener nuestro esfuerzo de manera sostenida. Ya en este blog te he mencionado algunas, y seguramente las retomaremos luego. Sin embargo, en esta oportunidad hablaremos de un par que ya te anticipé en este mismo post. Déjame que te lo explique con más detalle.

¿De qué estoy hablando? Del conocimiento de ti mismo, de partir desde un lugar adecuado. Así que retomemos y profundicemos:

1. Deja de quejarte y de buscar excusas

. Deja de lamentarte por lo que no tienes y lo que no eres.

2. Piensa detenidamente las siguientes preguntas:


¿Para qué eres bueno?
¿En qué destacas?
¿Qué cualidades tuyas despiertan admiración en los demás?
¿En qué aspectos de tu personalidad eres más fuerte?

La idea de este análisis es que identifiques los puntos más sólidos con los que puedes apoyar tus puntos más débiles. 

Consideremos un caso hipotético, el caso de Pedro.

Pedro es una persona que carece de constancia. De las muchas cosas que inicia, muy pocas las termina porque le cuesta ser disciplinado. Sin embargo, Pedro es muy enérgico y le gusta hacer muchas cosas. Practica varios deportes y en ocasiones levanta pesas. Tambien le gusta socializar y discutir sobre política. Es un poco competitivo y por tanto no le gusta perder, ni en los deportes ni en los argumentos políticos.

Entonces Pedro se puede preguntar, ¿Cómo puedo poner a trabajar mis características para que apoyen mi proceso de transformación en alguien más disciplinado?

Pedro no va a comenzar de cero, tiene energía aunque le falta dedicación. Pero puede valerse de otras facetas de su personalidad para trabajar en su disciplina. Pedro puede motivarse por la competencia, y si se da a sí mismo un buen incentivo para competir contra sí mismo, sin darse cuenta, comenzará a desarrollar una disciplina.

Asimismo, Pedro posee el ingrediente básico para desarrollar una pasión: la energía. Así, fácilmente cae en la cuenta de que su problema de constancia no es físico, sino mental. La siguiente pregunta que Pedro se hace es ¿Qué me impide actualmente ser una persona dedicada?

Entonces comienza a analizar sus rutinas diarias y descubre que se distrae con facilidad. Pedro dispersa su energía por doquier y no se centra en una sola actividad a la cual dedicarle un tiempo considerable. Hace muchas cosas pero no hace nada. Y lo hace porque se aburre muy fàcilmente. Su mente y su cuerpo están en muchas partes.

Entonces Pedro reflexiona de la siguiente manera:

Tengo muchos intereses y no me gusta hacer una sola cosa. Sin embargo, necesito ser alguien disciplinado para lograr lo que me he propuesto: Aprender a hablar inglés. En ese caso, tendría que abandonar mis intereses y hacer menos cosas para dedicarme al estudio. No me gusta el inglés y en este momento me parece más placentero hablar y leer sobre política que agarrar un diccionario y aprender los colores en otro idioma. Entonces ¿cómo comienzo a forjar una disciplina sin abandonar tan abruptamente mi estilo de vida?

En este punto, nuestro amigo puede descubrir que existen personas como él que aprendieron otro idioma recurriendo a formas progresivas para ser disciplinado. Una de estas personas le dice que no tiene que sentarse tres horas frente a un libro de inglés; puede asistir a clases y clubes de inglés, puede ver películas en inglés con sus amigos, leer pequeñas noticias sobre política en inglés, etc. La disciplina no debe confundirse con ser estricto y hacer todo de la misma forma y a la misma hora. La disciplina puede ser más dinámica, más variada.

La idea es que no nos cueste, que no la sintamos, que disfrutemos hacer algo con frecuencia y con cierto nivel de esfuerzo. En conclusión, Pedro comprende que puede modificar solo un poco su estilo de vida y a un tiempo aprender inglés. Debido a que está tan interesado en la política, comienza a leer artículos y a ver documentales políticos en inglés, aunque al principio entienda poco. No comienza imponiéndose un plan de estudios rigurosos, sino que comienza a disfrutar de lo que hace o busca muchas formas en las que no se sienta atrapado por una rutina o actividad.
Anuncios




En fin, aunque el ejemplo es un poco tonto, lo que quiero transmitir es el hecho de que Pedro no comienza de cero. Tiene ciertas características que puede usar a su beneficio: sus intereses previos, su interés por ser mejor que otros, su energía, etc.

Lo que me gustaría que hicieras esta vez es mirar por todos lados para identificar cómo puedes involucrarte en nuevas actividades a partir de las previas. ¿Quieres estar en forma pero odias ir al gimnasio? Tal vez un deporte te ayude. ¿Quieres vencer la timidez y te gustan las actividades solitarias como leer novelas? Tal vez un grupo de discusión literario te acerque un poco a tus objetivos. ¿Tienes dificultades para leer para tus clases de la universidad? Tal vez te convenga más discutir oralmente las lecturas con alguien que no tenga tantas dificultades para leer.

De un modo u otro llegas a la disciplina pero no partes de ahí, partes de algo más sencillo, más cercano a tus situaciones actuales. En otras palabras, haces un acercamiento progresivo. Lento pero seguro. Abordas tus limitaciones por un costado, no arremetes de frente para estrellarte de vuelta.

Pasos sencillos para ser disciplinado
"El acto de plantar durante las cálidas brisas de la primavera, requiere que ejerzamos esta dolorosa disciplina, porque si no lo hacemos, estaremos asegurando que en el próximo otoño, experimentaremos el mayor dolor del arrepentimiento. La diferencia es que el valor de la disciplina pesa gramos, y el del arrepentimiento toneladas". 
Jim Rohn
1. No es demasiado estricto consigo mismo y sabe que si falla no es el fin del mundo. Comienza despacio pero seguro.
2. Sabe que su primera meta es forjar una constancia y un hábito, no ver resultados inmediatos.
3. Es positivo (no se queja ni se concentra en lo malo) y usa un plan inteligente para acercarse a su meta. No se excede al principio para luego rendirse.
4. Busca personas que también tengan metas similares y los usa como apoyo

--

Cómo ser constante y no rendirse
"La verdadera disciplina no se impone. Sólo puede venir del interior de nosotros mismos". 
Dalai Lama
COMPARTE ESTE POST
No olvides poner un comentario sobre cómo te ha parecido esta entrada o el blog en general. Si quieres hacer una pregunta de manera privada y que la trate en el blog, puedes escribirme a mi correo de contacto, que está en la barra derecha del blog.

Finalmente, te quiero dejar con una frase de Napoleón Hill que trato de tener siempre en mi cabeza: "Busca el lado positivo y agradable, aun de las situaciones más complicadas y dolorosas. Es una disciplina que te ayudará a pasar más fácilmente los momentos difíciles, y a convertir los problemas en oportunidades".

Recomendaciones para ser más disciplinado

"Disciplina es pagar el precio para traer esa visión a la realidad. Es abordar los hechos duros, pragmáticos y brutales de la realidad y hacer lo que haga falta para que ocurran las cosas. La disciplina surge cuando la visión se une al compromiso". Stephen Covey

Recuerda que está prohibido rendirse. ¡Respira hondo y sigue!



Publicar un comentario Blogger

  1. muy bueno, justo lo que necesitaba para inspirarme

    ResponderEliminar
  2. Es interesante lo que propones, sin embargo, así yo respondiera esas preguntas que planteas, no sé cómo organizarme, no sé como utilizar esas cosas. Pues obviamente nadie lo hará por mi, pero muchas veces yo prefiero hacer mil cosas que enfocarme en mis cualidades. No sé, es complicado.

    ResponderEliminar
  3. Casi nunca se que hacer con mi vida, siento que no soy buena para nada. Me gusto mucho tu propuesta, pero muchas veces no todos somos para esta vida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. siempre hay esperanza!

      no te rindas, no lo hagas...

      Eliminar
  4. Se siente la vitalidad, me entusiasmo y me pone nervioso la idea de empezar poco a poco. Tendre que ser paciente.

    ResponderEliminar
  5. Me pareció sumamente útil la información, además de coherente. Realmente voy a seguir leyendo los artículos porque me motivan y porque creo que nosotros nos creamos a cada momento con las acciones que tomamos.

    Muy buen articulo.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  6. Increíble, es lo que necesitaba leer. Gracias por tus textos, todos están escritos con mucha fe. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Hilla, por tu comentario.
      ¡Que tengas un excelente día!

      Eliminar

Si te gustó lo que acabas de leer, no olvides seguirme en las diferentes redes sociales, por correo electrónico o por RSS. Si no te ha gustado el contenido, o piensas que podría ser mucho mejor, estaré muy pendiente de los comentarios.

¿Te gustaría decir algo? ¿Quieres tener más información respecto a algún tema tratado aquí? ¿Quisieras que explicara con más detalle algo de lo que te he compartido? ¡Comenta!

 
Top