Uno de los ajustes mentales más importantes que debes implementar es tu vida es la adaptación al cambio. A no aferrarte a nada ni a nadie. Con frecuencia nos encontramos en situaciones en las que no podemos despegarnos: simplemente no podemos avanzar y soltar nuestras ataduras al pasado, a los hábitos que tenemos tan arraigados en nuestra forma de ser, a las personas que impiden nuestro crecimiento personal, a las cosas que nos hacen daño.

Los cambios positivos no van echar raíces en tu vida si estás apegado al pasado y no puedes liberarte de las cosas que van en contra de tu proceso de transformación personal. Mi consejo para ti esta vez es: aprende todo lo que puedas, pero no te quedes ahí, sigue avanzando, sigue evolucionando. Las cosas tienen un ciclo y una vez que se vuelven inútiles, sólo nos desgastan y nos hacen conformistas. Tienes que dejar ir las cosas (y las personas), no forzarlas más de lo necesario. Pon tu mente en las nuevas cosas que te depara tu vida, no en las que tienes que abandonar pero no quieres. Saca de tu vida todo eso que solo es un montón de basura. Límpiate, renuévate. Abandona los hábitos que no te aportan nada.

Por supuesto, debes capitalizar aquellas enseñanzas que fueron provechosas para ti. En otras palabras, debes filtrar tus experiencias para dejar sólo aquello que te beneficia. Claro, esto es algo difícil de lograr, pero con el tiempo irás aprendiendo a hacerlo. Por ahora, empieza a pensar en todas esas cosas que están contaminando tu progreso, y comienza a pensar en cómo eliminarlas.

Cómo dejar atrás el pasado
No te paralices


No te quedes pensando en lo que has perdido, en lo que no tienes, en lo que no estás haciendo. Esos pensamientos no te llevarán a la acción, solo te inmovilizarán más. No te permitirán ver el futuro sino que crearán un ciclo repetitivo de melancolía: te quedarás lamentándote por aquellas cosas buenas que tuviste en tu vida, por tus logros pasados y por todo lo bueno que ya no tienes. Deja de pensar y ponte a trabajar por nuevas experiencias y logros. No definas tu vida con base en tu pasado, porque desarrollarás la creencia de que tu vida solo puede ser tan buena como ya lo fue.

Seguramente es complicado para ti reflexionar sobre todo esto de forma abstracta, así que lo que me gustaría que hicieras en esta oportunidad son un par de listas.

En la primera lista vas a colocar aquellas cosas de las que te hablé en el párrafo anterior: esas cosas buenas que ya no están en tu vida pero que no puedes tener otra vez, ya sea porque las perdiste definitivamente o porque cumplieron su ciclo.

Si son cosas que no puedes recuperar, las vas a subrayar con rojo y debajo de ellas vas a anotar todos los aspectos buenos de esas cosas. Vas a anotar las enseñanzas que obtuviste y cómo las obtuviste. Por ejemplo, si te graduaste de tu colegio con honores, vas a anotar qué hiciste para qué eso pasara. Trata de pensar en los esfuerzos y sacrificios que hiciste, en las habilidades y virtudes que fueron necesarias para que alcanzaras ese logro. Entiende las circunstancias y entiéndete a ti mismo dentro de esas circunstancias. Esa sabiduría será invaluable más adelante: son tus fórmulas personales para el éxito.

Consejos para dejar de pensar en el pasado
No te conformes, no dejes de buscar mejores condiciones para ti, no dejes de anhelar mejores cosas, no dejes de mejorar

Cuando estés haciendo esa lista, seguramente descubrirás que tienes más destrezas de las que crees. Y es que, si analizas detenidamente tu vida, notarás que tienes muchísimo que dar y que eres capaz de hacer cosas geniales si pones tu dedicación y tu pasión a trabajar. Tal vez en este momento de tu vida tu visión de ti mismo esté limitada a ciertas cosas, pero un examen de todo lo bueno que has experimentado y todo lo que has logrado te mostrarán lo capacitado que estás para enfrentar nuevos retos en tu vida.

El propósito de esta lista es múltiple. Por un lado, tendrá un poder motivacional inmenso para futuras ocasiones. Cuando estés desanimado, puedes releer esta lista, y te aseguro (lo he probado personalmente) que te dará un gran impulso. Registrar las cosas que te hacen (y te hicieron) sentir muy bien es una forma bastante poderosa de motivarte.
En general, las listas tienen dos efectos muy fuertes que puedes usar para tu beneficio. Primero, hacen que quieras completarlas con lujo de detalles, que no se te escape nada. Esto es bastante útil para tu mente porque siempre estará pendiente de recordar y registrar aquellas cosas que no tienes en la lista, pero a un tiempo, no se obsesionará con aquellas que ya están en la lista. Piensa en un coleccionista de monedas. El coleccionista tiene sus monedas en orden, sabe cuántas tiene, las tiene categorizadas y guardadas en un lugar seguro y por eso no necesita estar pendiente de ellas, no necesita revisar si cada día están en su lugar.

Segundo, algunas listas te inducen a ampliarlas y funcionan muy parecido a la afición del coleccionista: siempre está pensando en agrandar su colección y en efectuar todas las acciones necesarias para conseguir nuevas monedas para agregar a su colección. Para un coleccionista de monedas, su motivación es cada una de las monedas que posee. No se obsesiona con su primera o segunda moneda (aunque les tendrá mucho aprecio), no se conforma y siempre quiere más. Este es un efecto muy poderoso en tu mente, porque te vuelves un adicto a agrandar tu lista y eso te mantendrá enfocado en tus nuevas metas.

Además, la lista te ayudará a superar tu pasado porque dejarás plasmado en un papel eso que tu mente cree que debes recordar constantemente. Es como si liberaras tu mente de ese trabajo adicional. Tu mente sólo tiene que recordar que existe una lista y que la estás actualizando constantemente.

Ahora bien, si las cosas que pusiste en la lista son cosas que quieres recuperar. Es decir, que tenías pero ya no tienes porque las perdiste por descuido o por alguna otra razón, pero que puedes obtener otra vez (como un buen hábito), vas a hacer el mismo ejercicio que he mencionado arriba. Básicamente, este ejercicio te dirá si vale la pena trabajar por recuperar esas cosas.

Estrategias para desligarse del pasado
Nunca dejes de moverte. Lo que no se mueve, como el agua estancada, se empantana

La segunda lista que quiero que hagas es acerca de las cosas que no estás dispuesto a aceptar en tu vida, las cosas que tienes que eliminar. El análisis que vas a hacer sobre los ítems de esta lista será todo lo contrario al anterior. Vas a pensar en lo que hiciste mal para que esas cosas sucedieran, vas a pensar en cómo llegaste a esa situación, qué comportamientos erróneos te llevaron a tomar esas malas decisiones, qué defectos hicieron que las cosas empeoraran, etc.

Aprende de tus errores, tenlos muy presentes y comprométete a no caer en las mismas equivocaciones del pasado. Aprende las ventajas de ver las cosas diferente, de hacer las cosas bien. Vas a empezar de nuevo, pero no desde cero. Has aprendido de lo bueno y de lo malo. Sabes lo que tienes que hacer para lograr las cosas que quieres, sabes lo que te falta, sabes cómo funciona tu personalidad.

Desintoxícate, hazte una limpieza mental y emocional y prepárate para las cosas buenas que vas a comenzar a construir.


COMPARTE ESTE POST

Recuerda que está prohibido rendirse. ¡Respira hondo y sigue!

Publicar un comentario Blogger

  1. El ejercicio de las listas realmente me puso a pensar. Es difícil para mi indagar que logros he tenido.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Anónimo. No es necesario que busques grandes logros en tu pasado. Pueden ser cosas muy pequeñas pero que son importantes para ti. Por ejemplo, digamos que eres una persona tímida, pero en una ocasión superaste tu timidez y te acercaste a conversar con una persona o algo así.

    No te agobies, las cosas más importantes de la vida suelen ser pequeñas o muy breves, o suelen ser significativas únicamente para uno mismo. Estoy seguro que has tenido pequeños logros.

    Muchas gracias por comentar.

    ResponderEliminar

Si te gustó lo que acabas de leer, no olvides seguirme en las diferentes redes sociales, por correo electrónico o por RSS. Si no te ha gustado el contenido, o piensas que podría ser mucho mejor, estaré muy pendiente de los comentarios.

¿Te gustaría decir algo? ¿Quieres tener más información respecto a algún tema tratado aquí? ¿Quisieras que explicara con más detalle algo de lo que te he compartido? ¡Comenta!

 
Top