"Sólo el orador preparado merece estar seguro."
Dale Carnegie

"Controla lo que puedes y reconoce lo que no."
Jim Stoval

"Usted es responsable de su público, no para el público."
Bill Gove

Consejos para mejorar el ritmo al hablar en público
Las cosas más preciosas en un discurso son las pausas. Ralph Waldo Emerson

Como veníamos hablando en nuestra serie sobre cómo hablar en público. En las dos últimas publicaciones introduje el tema del temor a hablar en público, y te expliqué que para evitar el pánico al hablar en público, uno de los aspectos que más debes trabajar en tus discursos es la oralidad. Si mejoras tu desempeño al hablar, tu temor ya no será un problema.

Una vez que has manejado la forma en que debes proyectar tu voz y respirar, es aconsejable que trabajes en tu ritmo y en las pausas que haces al hablar.


1. Habla despacio para proyectar confianza en lo que dices


Cuando me refiero al ritmo, me gusta enfatizar que cuando una persona habla rápido, usualmente se debe a que está nerviosa o no confía en lo que dice. Si debes hablar en público y lo haces de manera acelerada, estás diciéndole a tu público que quieres terminar rápido porque no te sientes seguro de lo que tienes que decir y que quieres salir de esa situación lo más pronto posible. En este sentido, debes procurar que la velocidad de tu discurso sea más adecuada.

Sin embargo, en realidad el asunto no es qué tan rápido sea tu ritmo al hablar, sino qué tipo de ritmo uses en las diferentes partes de tu discurso. Es decir, no debes manejar un ritmo inalterable durante toda tu presentación (sin importar si es rápido o lento), sino que debes variar el ritmo para algunas frases y partes del discurso que necesitan más o menos tiempo. Y cuando digo más o menos tiempo no me refiero únicamente al tiempo que te demoras en decir las cosas, sino al tiempo que tu audiencia se debe tomar para procesar lo que dices.

El ritmo pausado y lento debe usarse para distinguir entre las ideas importantes y las ideas secundarias. Una forma de lograr esto es imaginar que tu público está tomando notas (mentalmente o por medio de un cuaderno) y debes darles tiempo para que registren los puntos más relevantes de lo que estás diciendo. Tu objetivo será hacer que quienes te escuchen tengan el tiempo suficiente para escribir las notas.

Anuncios





Hazlo fácil para ellos. Procura que puedan distinguir qué es importante basándose en el tono y el ritmo de tu voz. En este sentido, no importa lo rápido o lento que hables durante tu discurso (aunque es importante que no te aceleres) sino que hables más lento cuando estés mencionando los siguientes puntos de tu discurso:

1. Tesis
2. Vista previa de los puntos principales
3. Cada uno de tus puntos principales
4. Final de tu discurso, especialmente la línea final

Si sigues las recomendaciones de los anteriores posts y tomas el aire profundamente y sacando el aire con fuerza; y además proyectas tu voz para que todas las personas del sitio te escuchen, necesariamente vas a hablar más despacio.

Consejos para manejar las pausas al hablar en público
Cuando hables en público debes abrir la boca un poco más, para que vocalices mejor y bajes la velocidad de tus palabras.

2. Haz pausas en el momento adecuado


Las pausas se basan en la manera en la que procesas la información. En este sentido, lo que debes hacer es procesar la información de manera fluida. De nuevo, la cuestión no es qué tantas pausas hagas sino de cuándo lo haces.

Básicamente debes hacer las pausas al final de las frases, no en medio de ellas. Debes comenzar una frase y llevarla hasta su final con un impulso. La pausa debe ir hasta el final. En otras palabras, debes evitar comenzar una frase y luego hacer una pausa incómoda a la mitad porque te quedaste sin aire o porque olvidaste cómo completarla. 

Adicionalmente, evita a toda costa iniciar una frase con un ritmo y terminarla abruptamente con otro. Si comienzas lento, no puedes terminar demasiado rápido. Lo recomendable es que nunca termines una frase más rápido de lo que comenzaste.

Imagina que cada frase es una fotografía que debes entregar completa. Cada foto es una idea que debe llegar entera a tu audiencia. Si pongo una pausa en medio de la frase, es como si rompiera la foto en dos, dándote dos pedazos de un concepto que debiste recibir en un sólo pedazo. Entonces debes pegar los dos pedazos de la foto para que esta tenga sentido, para que puedas procesarla. Tu esfuerzo como oyente es doble, escuchar y darle sentido a lo que el orador no fue capaz de comunicar bien. 

Así que hazlo fácil para tu audiencia, presenta fotos completas de tus ideas y coloca la pausa al finalizar la frase, no antes.

Cómo manejar bien la voz al hablar en público
Las pausas y el ritmo no son simplemente una cuestión de presencia y ausencia. Estos dos aspectos deben trabajar en conjunto para clarificar lo que le estás comunicando a tu audiencia.

Estos consejos los puedes aplicar en distintos contextos como entrevistas, exposiciones y conversaciones importantes. Si mejoras la forma en la que hablas al presentar un discurso, seguramente mejorarás la forma en la que hablas en general. Esto será sumamente beneficoso, ya que la forma en la que hablas en la segunda impresión que la gente se lleva de ti (la primera es tu apariencia y tu lenguaje no verbal)

En conclusión, si vas lento, te será más fácil poner las pausas al final de cada frase. Tómate tu tiempo para hacer cada pausa. Respira profundo en la pausa y prepárate para la siguiente frase. Cuando estés practicando tu discurso, exagera tus pausas y la lentitud de tu discurso para que te acostumbres a usar mejor las pausas y el ritmo.

DIFUNDE ESTE POST

Recuerda que está prohibido rendirse. ¡Respira hondo y sigue!

Publicar un comentario Blogger

  1. SERIA BUENO Q SUBIERAS ALGÚN DISCURSO,Y TAMBIÉN APLICAR LOS TIEMPOS A CADA SIGNO. UN DISCURSO QUE SEA LEÍDO CON GRABACIÓN DE VOZ LLEVANDO EL RITMO Y FRASEO SERÍA EXCELENTE. EL EJEMPLO APLICA MEJOR LO QUE DESEAS INCULCAR.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto lo que dices, José. Gracias por tu sugerencia, espero poder aplicarla en un futuro.

      Eliminar

Si te gustó lo que acabas de leer, no olvides seguirme en las diferentes redes sociales, por correo electrónico o por RSS. Si no te ha gustado el contenido, o piensas que podría ser mucho mejor, estaré muy pendiente de los comentarios.

¿Te gustaría decir algo? ¿Quieres tener más información respecto a algún tema tratado aquí? ¿Quisieras que explicara con más detalle algo de lo que te he compartido? ¡Comenta!

 
Top