"Cuando ustedes eliminan las excusas, damas y caballeros, se vuelven responsables"
Rudy Ruettiger

"Amo el hecho de que cuando te dicen que no puedes, sí puedes"
Rudy Ruettiger

"Nada que valga la pena se alcanza sin ningún sacrificio"
Rudy Ruettiger

Pensemos por un momento en nuestros sueños, sean grandes o pequeños, posibles o imposibles. Seguramente tendremos la creencia que, por algunas de nuestras condiciones pasadas y actuales, algunos de nuestros más queridos sueños son solo posibles en un universo alternativo.

Sin pensarlo demasiado, descartamos nuestros sueños y los guardamos con suspiros en el baúl de los sueños olvidados. Si alguna vez llegásemos a contarle a alguien acerca de ellos, inmediatamente dirán que son anhelos y fantasías.

Tal vez queremos ser personas famosas, personas multimillonarias o personas muy talentosas; pero cada aspecto de nuestra vida está empeñado en ir en contra de ese sueño. Somos feos o pequeños, no tenemos talento, nuestros atributos físicos e intelectuales dejan mucho que desear, no podemos costearnos nuestra educación o las inversiones que debemos hacer para lograr lo que queremos, etc.

La mayoría se desanima totalmente en este punto y se conforman con establecerse metas más prudentes. Sin haberlo intentado siquiera, están abandonando lo que más quieren en la vida porque simplemente parece algo imposible.

Algunos otros lo intentan y se chocan contra el mundo, todo está en su contra. Con los primeros fracasos, pronto deciden dejar de sufrir 'innecesariamente' y le dan la espalda a aquello que se ve inalcanzable.

Otros dejan que la opinión de los demás sea lo más importante y terminan aceptando de una u otra manera que lo que pueden y no pueden hacer está determinado por los demás. Por esta razón, muchas personas temen compartir sus sueños y sus proyectos, porque la motivación que tienen crece o decrece conforme a lo que piensan los demás. Así, algunos de nosotros simplemente soñamos en secreto, no queremos burlas, ni críticas ni juicios. No queremos que nos digan si lo estamos haciendo mal o bien.  

Pero esta actitud está diciéndole a tu propia conciencia que tus sueños son pequeños, que no valen la pena, que son absurdos, irracionales, tontos, que ni siquiera merecen ser conocidos por nadie. En definitiva, estás cultivando en tu mente la idea de que es más importante lo que piensen los demás de ti que lo que piensas tú mismo.

Las mejores películas para motivarse: Rudy
"No necesitas ser el mejor para ser el mejor". Rudy Ruettiger

Lo que vale la pena rescatar en este punto es que existe otro tipo de personas. Estas otras personas creen en sí mismos más que en la opinión de los demás y tienen la auto-confianza y la seguridad necesarias para hacer todo lo posible por lograr lo que quieren. Muchas otras personas que también conoces –espero tener la oportunidad de hablarte de ellas- han desafiado las estadísticas y lo que los demás creen imposible, usando las críticas negativas como combustible para probarle a los demás lo equivocados que están.

Por ejemplo, algunos atletas no tienen lo que se conoce como el biotipo para practicar el deporte al que se dedican. Sencillamente, su cuerpo no cumple con los requerimientos estándar. El atleta más bajo que ha jugado en la mejor liga del baloncesto mundial, la NBA, medía 1,60 metros. 23 jugadores como él, hacen parte ahora de la historia de la NBA, y median 1,75 m o menos. Dos de ellos aún juegan hoy en día. Esto es simplemente sorprendente porque la estatura promedio de un jugador de baloncesto profesional es de 2 metros y en este deporte la estatura es un componente crucial. Y ejemplos de este tipo puedes encontrar en casi todos los deportes.

En este tipo de casos vale la pena preguntarnos en dónde están realmente los límites. Seguramente están en nuestra cabeza, y no en nuestro cuerpo. Aunque casi nadie sería capaz de recordarlo, han existido personas que lo han tenido todo para triunfar y llegar muy lejos, pero no lo han logrado.

Siguiendo con ejemplos del baloncesto -el deporte que mejor conozco-, te aseguro que los jugadores más altos o más fuertes no son los mejores, pero también te aseguro que los más talentosos no necesariamente ganan los campeonatos o los premios más importantes. Y esto es algo tan fácil de reconocer que fácilmente se puede generalizar a cualquier deporte y a casi cualquier contexto competitivo.

Películas para inspirarte
"Cierren los oídos a los que les digan que no" Rudy Ruettiger

Me gustaría que tuvieras siempre presente en tu mente que tienes el poder de transformar tu realidad, de vencer las estadísticas o de hacer que las estadísticas te incluyan a ti. El motor más importante para alcanzar tus deseos más fuertes no está en las cosas que no puedes cambiar, como tu físico o ciertos talentos con los que algunos nacen y otros no, sino en las cosas que sí puedes cambiar y mejorar.

El factor más importante para hacer realidad un sueño es impredecible, no se puede medir y no tiene límites, pero está disponible para ti y para cualquiera, simplemente tienes que ser lo suficientemente terco y estar lo suficientemente motivado para luchar por lo que quieres. Puede ser que haya personas con mejores recursos que los tuyos, pero en muchas ocasiones, lo que hace la verdadera diferencia es quién desea más lograr algo. Ese deseo puede tener más impulso que todos los demás factores juntos.

Motívate con esta película
"Hagan metas pequeñas que los lleven a metas grandes". Rudy Ruettiger

Para finalizar, quiero dejarte con una conferencia del Daniel Ruettiger, quien se convirtió en un gran orador motivacional gracias a su experiencia de vida, relatada en la película "Rudy: Reto a la gloria". Si quieres saber de qué trata la película, visita el artículo que escribí en el blog acerca de esta película. En este vídeo, Rudy habla sobre los sueños y comparte los secretos que lo llevaron a alcanzar su meta más preciada.

(Si tienes muy poco tiempo en este momento para ver el vídeo completo, te recomiendo que veas la historia animada de la pequeña rana, desde el minuto 19).


Muchísimas gracias por visitar mi blog. Sin ti, este proyecto no sería posible. Recuerda que puedes apoyar el blog de muchas maneras:

2. Deja un comentario en cualquier entrada y comparte tu opinión sobre el blog y las publicaciones. Comparte tu reacción con las demás personas que leen el blog. Hazles saber si el contenido es interesante o útil. Estaré muy atento a tus preguntas y sugerencias.
3. Comparte mis artículos en las redes sociales que uses. Dale al +1 de Google y al "Me Gusta" de Facebook, Pinea y Twittea el contenido.
4. Suscríbete por RSS o por correo electrónico para que te enteres inmediatamente cuando he creado o actualizado una publicación.

Recuerda que está prohibido rendirse. ¡Respira hondo y sigue!
DIFUNDE ESTE POST

Publicar un comentario Blogger

  1. "simplemente tienes que ser lo suficientemente terco y estar lo suficientemente motivado para luchar por lo que quieres" me gusto mucho esta frase y en general todo el post, a veces uno se desmotiva mucho por no tener ciertos atributos, pero como tú dices tal vez lo que nos impide realmente obtener las cosas es nuestra pereza o conformidad, diría que este es mi caso, me exijo muy poco.

    ResponderEliminar

Si te gustó lo que acabas de leer, no olvides seguirme en las diferentes redes sociales, por correo electrónico o por RSS. Si no te ha gustado el contenido, o piensas que podría ser mucho mejor, estaré muy pendiente de los comentarios.

¿Te gustaría decir algo? ¿Quieres tener más información respecto a algún tema tratado aquí? ¿Quisieras que explicara con más detalle algo de lo que te he compartido? ¡Comenta!

 
Top