Hace unos días tuve el placer de ver la mejor película que he visto este año y me gustaría compartir contigo algunos análisis e impresiones que me generó la película. En primera medida, tocaré los puntos concernientes a la pelicula como tal y en posteriores entregas de esta serie, hablaré sobre algunas lecciones que puede brindarnos la película respecto a la disciplina, el cambio y el éxito.

En términos sencillos, la película nos sumerge en la perspectiva de Andrew Nieman, un baterista de Jazz de 19 años, quien inicia su ambiciosa carrera en la mejor escuela de música de los Estados Unidos, el ficticio Conservatorio de Música Shaffer. 

Su deseo por ser el mejor lo hacen cruzarse en el camino de Terence Fletcher, el mejor profesor del conservatorio, quien dirige a sus estudiantes con métodos extremos con el fin de extraer su máximo potencial. Andrew será retado por Fletcher hasta el límite de sus habilidades y de su estabilidad emocional.

Clasificación: 14 años en adelante. Título original: Whiplash Género: Drama
"Whiplash": El precio psicológico de la perfección.

Si no has visto la película, aquí tienes el tráiler. Te recomiendo volver a esta publicación cuando hayas visto la película en su totalidad, de lo contrario, es probable que mis comentarios arruinen tu primera experiencia con esta película.

 
Por otro lado, sería estupendo que vieras la película de nuevo una vez que hayas leído mis publicaciones sobre la misma. De seguro la verás de manera completamente diferente.

Anuncios





Siguiendo un método diferente a mis anteriores análisis de películas (Los Croods, Rudy y Antes de Partir Parte 1 y Parte 2), quisiera hacer un recorrido por los dos personajes principales antes de profundizar en la trama de la película.

Whiplash: Música y obsesión es una película escrita y dirigida por Damien Chazelle
¿La felicidad y el logro son mutuamente excluyentes?

Las grandes almas tienen voluntades;
las débiles tan solo deseos.
Proverbio chino

Andrew Nieman


Andrew Nieman, interpretado por Miles Teller, aparece en cada escena de la película debido a que la trama se desenvuelve desde su perspectiva. Él es un joven impresionable, psicológicamente inestable, explosivo, temperamental, obstinado y orgulloso; pero a un tiempo es talentoso, perseverante y comprometido con su arte. Tiene grandes deseos de sobrecompensar el fracaso de escritor de su padre y parece estar extra-motivado por evitar un destino parecido.

Su único interés gira alrededor de la idea de alcanzar la grandeza. De ser el mejor entre los mejores. Por tal razón, al definir sus prioridades en la vida, Andrew determina que todo su empeño será destinado a un solo propósito, sacrificando dimensiones afectivas, familiares y sociales que la mayoría considera básicas y fundamentales.

Para algunos puede definirse como apasionado, para otros, como obsesionado. De cualquier forma, sus sueños de grandeza acaparan toda su energía mental y física.

Uno de los aspectos más admirables de la película es su forma de presentar a los personajes. Pues éstos no se describen directamente sino mediante escenas y acciones indirectas que capturan el personaje de una manera muy poderosa. En el caso de Andrew, sabemos que está totalmente entregado a su obsesión por perfeccionar su arte, ya que -desde mi punto de vista- deliberadamente, en la película pocas veces se incluyen escenas en las que está descansando o comiendo. Si Andrew no está tocando o escuchando música, está pensando o hablando acerca de ella.

Andrew practica hasta sangrar, escucha a su ídolo constantemente y no se queja con nadie. Raramente sonríe. Es terco, sufre solo y su devoción es permanente, sin descanso, sin días festivos, sin días libres, sin distinguir horarios ni períodos de descanso. Tanto así que decide dormir en un colchón en el sitio de ensayo.

Su único momento de esparcimiento consiste en ver películas con su padre. Para Andrew, los amigos no tienen utilidad, ni siquiera a nivel musical. A pesar de estar en la banda, no conversa con nadie ni forma lazos cercanos con gente tanto o más talentosa que él. No se apoya en nadie sino en sí mismo y -discutiblemente- en el criterio de su profesor.

Tu Cambio Es Ahora: Trailer de Whiplash: Música y obsesión
Para satisfacer a Fletcher, Andrew deberá mostrar finura y experticia bajo agudo estrés, sin derrumbarse ante la presión, resistiendo los juegos crueles de su mentor y permitiendo que el Jazz deje de ser divertido y relajante para él.

Al conocer a Fletcher, su vida cambia irremediablemente y de manera irreversible. Su pasión por alcanzar la perfección se convierte en una obsesión que Fletcher aprovecha para llevar al límite su salud mental y sus destrezas. 

Inclusive, sin que nada ni nadie lo insinúe, sacrifica su relación afectiva con Nicole -algo que después lamenta pero no logra remediar- y sus relaciones familiares con el fin de no ser perturbado, interrumpido o frenado en su deseo por alcanzar la grandeza. Estas decisiones "preventivas" nos dan indicios de su inseguridad por el futuro y por el fracaso; pero también de su nivel de consagración a sus metas.

Literalmente, Andrew derramará sangre, sudor y lágrimas en su cometido. Andrew no se detendrá ante nada. En todo momento, su bienestar sólo puede conseguirse si logra demostrarse ante su maestro, aquel genio intimidante, imposible de complacer. Hasta este punto llega su nivel de inmersión en lo que hace.

Perfil psicológico de los personajes principales de Whiplash: Música y obsesión
Fletcher planteará a Andrew las pruebas más duras a su autoconfianza, sus dones como músico y su entusiasmo por su carrera.

Terence Fletcher


Terence Fletcher, interpretado por Jonathan Kimble Simmons, es un profesor de música caprichoso y exigente que pretende sacar el potencial más alto de sus estudiantes bajo las condiciones que él considera más apropiadas. En este sentido, Fletcher puede ser abusivo, pero no lo hace por gusto sino con un propósito muy claro, que a un tiempo es egoísta y altruista.

Fletcher descubre a buenos músicos y transfiere a estos sus esperanzas de ser el tutor del próximo prodigio musical de jazz. En este sentido, es egoísta y está motivado por una ambición personal y por esto no le importan los medios ni las personas necesarias para lograrlo.

Sin embargo, también puede considerarse altruista porque desea crear en sus estudiantes condiciones adversas que al final darán forma a grandes artistas. Desde su punto de vista, él o hace por el jazz, lo hace por algo mucho más grande que él.

Tu Cambio Es Ahora: Crítica de Whiplash: Música y obsesión
En la mente de Fletcher, ser el mejor no consiste simplemente en la demostración de talento, sino en auto-reconocerse como talentoso y saber cuándo se están haciendo las cosas bien y cuándo no y por qué.

La descripción de su personalidad en la película también evita diálogos innecesarios al mostrar en las escenas iniciales la rigidez de Fletcher entrando al salón exactamente a las 9AM. Esto da un claro indicio de qué tipo de profesor es. Fletcher no tolera la mediocridad. No tolera nada menos que lo mejor en todas y cada una de las ocasiones.

Su modus operandi genera miedo como una consecuencia colateral. Su verdadero propósito es lograr que sus estudiantes estén alertas todo el tiempo para que no se cometan o repitan errores. La intención de Fletcher es exigir mental y físicamente al músico hasta puntos que todos consideran extremos pero que él considera como obligatorios.

Siendo cálido y amistoso obtiene información que luego usa para presionar a cada músico de su banda con el fin de determinar si son lo suficientemente talentosos y si son capaces de dominar la presión en diferentes situaciones extremas.

Al insultar y degradar a sus pupilos, Fletcher filtra los buenos de los mejores y filtra también a aquellos que no tienen razones poderosas para estar en su ensamble. Los que permanecen lo hacen porque tienen una motivación demasiado fuerte como para permitirse dejar el grupo. Este tipo de personas son las que Fletcher desea, son sus prodigios en potencia.

Fletcher no permite que sus músicos estén en su zona de comodidad mucho tiempo. Siempre los fuerza a salir de allí incluso cuando están haciéndolo muy bien. Para esto usa diferentes estrategias que hacen de su estudio un lugar de lucha sin descanso. Fletcher no permite que nadie se relaje y por eso, para presionar a Andrew, llega a usar a Ryan Connelly (un compañero menos talentoso) poniéndolo injustificadamente por encima de Andrew, obligándolo a ganarse su lugar constantemente por medio de la competencia.

Interpretación psicológica de los personajes de Whiplash: Música y obsesión
(I-D) Miles Teller como Andrew and J.K. Simmons como Fletcher en 'Whiplash.' (Daniel McFadden/Sony Pictures Classics)

Estos son nuestros dos personajes. Por sus descripciones, podemos notar que tienen puntos de encuentro y puntos en los que chocan totalmente, algo que se ilustra magníficamente en la película. Personalmente, me siento más atraído por el personaje de Fletcher y su forma de pensar que por la pasión y entrega de Andrew. Creo que Andrew tiene un futuro oscuro debido a su temperamento y a su idea de éxito, pero éstas son ideas que discutiremos en las siguientes publicaciones acerca de esta película.


Encuentra la segunda parte de esta serie en: Whiplash - Parte 2 - Ser el mejor
Encuentra la tercera parte de esta serie en: Whiplash - Parte 3 - El final
Encuentra la cuarta parte de esta serie en: Whiplash - Parte 4 - Aprendamos de Andrew
Encuentra la quinta parte de esta serie en: Whiplash - Parte 5 - Aprendamos de Fletcher
 


Recuerda que está prohibido rendirse. ¡Respira hondo y sigue!

SI TE GUSTA EL CONTENIDO Y DESEAS APOYARME PARA QUE SIGA ESCRIBIENDO, DIFUNDE ESTE POST

Publicar un comentario Blogger

  1. Terence Fletcher: ¿Por qué supones que te arroje con una silla, Neyman?
    Andrew: No... no sé.
    Terence Fletcher: Seguro que sabes
    Andrew: ¿El tempo?
    Terence Fletcher: ¿Te estabas acelerando o estabas lento?
    Andrew: No... no sé
    Terence Fletcher: Empieza a contar
    Andrew: Cinco, seis.
    Terence Fletcher: (abofeteándolo) En 4, ¡maldición! ¡mírame!
    Andrew: Un dos tres cuatro, (abofeteándolo) un dos tres cuatro, (abofeteándolo) un dos tres cuatro
    Terence Fletcher: Ahora, ¿me estaba apurando o estaba lento?
    Andrew: No sé.
    Terence Fletcher: Cuenta otra vez
    Andrew: Un dos tres cuatro, (abofeteándolo) un dos tres cuatro, (abofeteándolo) un dos tres cuatro
    Terence Fletcher: ¿Acelerado o lento?
    Andrew: Acelerado
    Terence Fletcher: Ah, entonces sabes la diferencia. Si deliberadamente arruinas mi banda te mataré como a un cerdo. Ahora, ¿eres un acelerado o un lento? ¡¿O VAS A TOCAR A MI MALDITO TEMPO?!

    ResponderEliminar

Si te gustó lo que acabas de leer, no olvides seguirme en las diferentes redes sociales, por correo electrónico o por RSS. Si no te ha gustado el contenido, o piensas que podría ser mucho mejor, estaré muy pendiente de los comentarios.

¿Te gustaría decir algo? ¿Quieres tener más información respecto a algún tema tratado aquí? ¿Quisieras que explicara con más detalle algo de lo que te he compartido? ¡Comenta!

 
Top