Piensa detenidamente en quién eres. Revísate en cada uno de los niveles de tu vida. Analiza tu vida a nivel personal, familiar y social. ¿Es esa la persona que quieres ser?

¿Acaso sabes siquiera qué tipo de persona deseas ser? ¿Estás contento contigo mismo? ¿Cuándo te miras hacia adentro te sientes satisfecho?

La publicación más popular de +Tu Cambio Es Ahora hasta el momento es “100 preguntas para conocerte un poco mejor a ti mismo y a los demás”. Sinceramente, no me sorprende por qué esta es la entrada más leída y comentada, puesto que gran parte de nuestra vida consiste en saber quiénes somos, de dónde venimos y para dónde vamos.

Todos queremos conocernos lo suficientemente bien como para tener un proyecto de vida claro. Queremos trazar un plan a prueba de errores y para ello necesitamos mucha información. La mayoria de esta información es básica, pero aun así la ignoramos, ya que pasamos mucho tiempo lejos de nosotros mismos.


En medio de tantas cosas que vivimos, no solemos darnos un tiempo para estar a solas y reflexionar sobre nosotros mismos. Al vernos al espejo no nos detenemos a excavar en lo más profundo de nuestra personalidad. Queremos conocer a los demás “al derecho y al revés” pero realmente no nos conocemos lo más mínimo a nosotros mismos.

Inclusive, cuando nos proponemos alcanzar ciertos logros lo hacemos pensando en las metas que debemos cumplir de acuerdo con lo que se espera de nosotros, a lo que se supone que debemos alcanzar, no a lo que nos hará sentir satisfechos o felices. Actuamos en conformidad con los demás, aunque esto no refleje nuestra verdadera esencia. Elegimos trabajos y profesiones que nos llenan muy poco pero que se ven muy bien en nuestra hoja de vida. Adoptamos conductas y formas de ser que encajan con los estándares externos, a pesar de que anhelamos algo diferente.

Un concepto sano de uno mismo  implica sentirse valioso, competente y muy seguro. Este sistema de actitudes es aprendido.
Un concepto sano de uno mismo
implica sentirse valioso,
competente y muy seguro.
Este sistema de actitudes es aprendido.

Todo esto nos lleva a pensar acerca de la imagen que tenemos de nosotros mismos, la forma en la que nos percibimos, definimos y aceptamos. Si bien es cierto que nuestro autoconcepto está determinado en parte por los demás, debemos ser conscientes que la opinión de los demás, en ocasiones, puede hacernos daño (incluso si es más o menos acertada). Por esto es tan importante revisarnos y modificar la manera en la que nos describimos a nosotros mismos con el fin de asegurar nuestra salud mental y el cumplimiento de nuestras más preciadas metas.

El autoconcepto de una persona puede considerarse como el resultado de un gran número de elementos vitales y dinámicos tales como la apariencia física, las capacidades propias, la historia personal, el contexto familiar, los éxitos y fracasos, los estilos de crianza y las vivencias tempranas, el ambiente social, académico y económico, etc. Por tal razón, al analizar mi autoconcepto estoy analizando todo lo que me ha definido hasta ahora.

¿Tu autoconcepto te ayudará a conseguir las metas que quieres? ¿O por el contrario, te defines a ti mismo como alguien inferior, incapaz o inútil? Nuestra percepción depende de nuestros pensamientos y por esta razón, es lo que piensas de ti mismo lo que hará que te sientas bien o mal contigo mismo. La buena noticia es que es una decisión tuya transformar tu autoimagen, tu autoestima, tu autoconcepto.

Anuncios





En la siguiente publicación, voy a proponerte un ejercicio escrito para hacer justamente eso. Sin embargo, es necesaria una condición previa para que el ejercicio práctico sea más efectivo:

Antes que nada, acostúmbrate a llevar un registro escrito de tus pensamientos y acontecimientos vitales más relevantes


Lo ideal es que de ahora en adelante lleves una especie de diario personal en el que registres ideas, avances y retrocesos en tu proceso de desarrollo personal. En este cuaderno puedes registrar tus metas, tus sueños, tus fracasos y las cosas que has aprendido a lo largo de tu vida. Más adelante podrás volver sobre tus notas y apuntes y reorganizar tu perspectiva.

"Los pilares de tu autoconcepto y autoestima, más que sostenerte los sostienes tú."
Abrir comillasLos pilares de tu autoconcepto y autoestima, más que sostenerte los sostienes tú.Cerrar comillas

Personalmente, he llevado registros de este tipo toda mi vida, y me han sido muy útiles para rastrear mi autoconcepto y ver cómo ha cambiado a lo largo de mi vida, dependiendo de las cosas que me han pasado. De esta manera, puedo analizarme y conocerme plenamente en cada una de las etapas de mi vida, teniendo siempre presente quién era, quién soy y quién seré.

Esta herramienta me ha permitido alcanzar un nivel de autoconocimiento favorable para mi vida. Por un lado, he descubierto cosas esenciales que no cambian a pesar de que muchas cosas en mi vida cambien, y por otro lado he notado que algunas ideas y deseos que he tenido han estado determinadas por mi estado emocional o por algunas circunstancias que fueron pasajeras.

Si eres seguidor de Tu Cambio Es Ahora: Motivaciones Breves, sabrás que no es la primera vez que hablo de mis notas personales. Asimismo, podrás adivinar que no será la última vez que lo haga, pues han sido una herramienta determinante en mi vida, me han ahorrado mucho esfuerzo y me han hecho muy sabio.

¿Cómo te defines actualmente y cómo te gustaría poder definirte en un futuro?

Para fortalecer tu carácter cambiando la forma en la que te ves a ti mismo, visita esta publicación.


Publicar un comentario Blogger

  1. Me parece difícil mantener el diario, ya que a veces ni queremos recordar lo que pensamos jaja pero bueno, no se pierde nada con intentarlo o por lo menos considerarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, los cambios que propongo en el blog, aunque son progresivos, son también exigentes y requieren hacer cosas nuevas y salir de nuestra zona de comodidad. Te aconsejo que lo veas de esta manera: "Nada se pierde con intentarlo".

      Eliminar

Si te gustó lo que acabas de leer, no olvides seguirme en las diferentes redes sociales, por correo electrónico o por RSS. Si no te ha gustado el contenido, o piensas que podría ser mucho mejor, estaré muy pendiente de los comentarios.

¿Te gustaría decir algo? ¿Quieres tener más información respecto a algún tema tratado aquí? ¿Quisieras que explicara con más detalle algo de lo que te he compartido? ¡Comenta!

 
Top