A lo largo de 3 publicaciones hemos desarrollado algunas críticas frente al optimismo y el pensamiento positivo, haciendo énfasis en que el uso indiscriminado o poco calculado del mismo puede ser poco beneficioso para las personas.

Para resumir, hemos discutido que convertir el optimismo y el pensamiento positivo en algo sistemático y automático puede hacerte ver las cosas más simples de lo que realmente son y puede hacerte tomar malas decisiones, lo cual puede tener serias repercusiones a nivel mental y emocional.

A nivel mental, puede generar sesgos que omiten información importante e igualmente puede generar ilusiones de control y descontrol desajustadas de la realidad, lo que te puede impedir hacer planificaciones efectivas. A nivel emocional, ser optimista es agotador, puede generar rupturas en la personalidad, comprometer tu autoestima y en realidad, no ataca las causas profundas de tus problemas.

Finalmente, a nivel social, puede fomentar el rechazo a las personas que más lo necesitan y es claro que puede ser usado con fines de lucro (como un negocio) y como una estrategia de control social. Esta última idea será la que desarrollaré en esta publicación.



Los mensajes peligrosos del pensamiento positivo


Algunas corrientes extremas y poco serias de la psicología popular y la psicología positiva se han esforzado por ofrecernos un mundo de posibilidades en que todos nosotros hacemos del mundo algo mejor si somos optimistas y mantenemos una buena actitud, ofertando sus productos con premisas ligeramente irresponsables. La industria de la psicología positiva y los temas de auto-ayuda comprende unos 9,6 billones de dólares y aún sigue creciendo.

Por supuesto, aquí no estoy haciendo mención a toda la psicología positiva, pues sería una crítica injusta. Sin embargo, quiero hacer énfasis en ciertas tendencias que se han encargado de inundar nuestras redes sociales y los blogs de internet con mensajes sesgados, exagerados, sistemáticos, automáticos y generalizados sobre los aspectos más cruciales de nuestra forma de pensar, multiplicando peligrosamente ideas como:



En este punto, reconozco que el lema de mi blog "Está prohibido rendirse, respira hondo y sigue" puede generar esta interpretación, pero si lo lees críticamente y lo aplicas a tu situación particular, puede significar algo totalmente diferente.

Como puedes notarlo, el problema no son los mensajes, sino la actitud acrítica y automática con que pueden leerse y la superficialidad con la que son tratados estos mensajes en muchos contextos.


Los mensajeros peligrosos del pensamiento positivo


Si te pones a pensar en las personas que sin la formación adecuada comienzan a vender sus productos y servicios de educación emocional, autoayuda y coaching como una estrategia para ingresar a esta industria millonaria, sin esforzarse por aprender y usar crítica y sensiblemente las ideas y contenidos de la psicología positiva; fácilmente notarás que pueden estar haciendo más mal que bien.

Por eso no es de extrañar que en muchas personas estas ideas tengan tan mala reputación y hablar de Jorge Duque Linares, Walter Riso, Paulo Coelho, Louise Hay, Jim Rohn, Les Brown, Tony Robbins, Eric Thomas, Steve Harvey y muchos otros sea sinónimo de engaño y palabrería; aunque estas personalidades difundan ideas que son más que acertadas en muchos aspectos.

Si las personas que difunden estos mensajes se encargan más de promocionar sus contenidos que de ofrecer mensajes de calidad, es claro que sus buenas intenciones comienzan a tergiversarse.

Existen cientos de páginas web que te ofrecen mensajes esperanzadores y te hacen sentir que tú puedes lograr cualquier cosa que te propongas y te inundan de frases poderosas, historias inspiradoras, vídeos conmovedores y discursos espectaculares para motivarte. Pero de alguna manera, la mayoría llega hasta ahí. No te ofrecen consejos prácticos, ni te advierten que habrán días malos en tu vida (simplemente porque existen y ya). No te dan ejercicios ni ideas para que comiences a hacer cosas específicas por ti mismo.

Las conferencias y las publicaciones por las que pagas te motivan por un momento, los libros de autoayuda te hacen sentir fenomenal cuando los lees, las frases geniales te cambian la actitud brevemente, los seminarios te contagian de energía y ganas de hacer las cosas, pero esto es temporal y lamentablemente algunas personas cuentan con esto para que vuelvas a comprar su producto.

Otros simplemente se encargan de replicar y copiar y pegar el trabajo de los demás, puesto que la industria alrededor de este tipo de temas es enorme y muy lucrativa en algunos casos. Seguramente no te sorprenderá saber que los libros de autoayuda son de los tipos de literatura más vendidos en todo el mundo.

Los usos inadecuados del pensamiento positivo


Por supuesto, yo también hago uso de este tipo de contenido y también he replicado el trabajo de otros, aunque mi intención siempre ha sido ir más allá. Mi intención no es condenar el tipo de contenido, porque una frase motivadora realmente puede cambiarnos el día y una reflexión cargada de entusiasmo puede inspirarnos a buscar nuestro mayor potencial día a día. Las reflexiones y las historias de vida nos pueden dar el empujón que necesitamos.

En general, pensar de manera optimista, como lo advertí en un principio, es necesario y recomendable, cuando se hace de manera moderada y crítica.

Lo que cuestiono es que simplemente llegues hasta la frase y después te sientes en el sofá y no hagas nada; que realmente no demandes información profunda y de calidad y que pienses que lo único que hace falta es "pensar bonito".

Lo que cuestiono es que no evalúes la calidad de lo que lees o escuchas y que luego condenes todo el material de este tipo porque has conocido los peores ejemplos, o los más superficiales. Así cuando escuchas palabras como superación o desarrollo persona, autoayuda o psicología, pienses en los pocos ejemplos que conoces y que claramente te han decepcionado.

Lo que cuestiono es que pienses que simplemente es cuestión de actitud y ya está; que necesitas alguien que te diga que tú lo puedes hacer todo y que todo va a salir bien y en dos o tres días te sigas sintiendo igual que antes.

Cuestiono también el hecho de que que compres un producto y te vuelvas adicto a comprarlo porque te hace sentir bien, no porque realmente mejora tu vida de manera significativa. Cuestiono que pienses que tu vida y sus tropiezos más sobresalientes van a solucionarse con un vídeo o con una publicación en Facebook o en algún blog que te promete convertirte en la persona más exitosa posible con un simple par de trucos.

Y claramente te cuestiono directamente si usas este blog con este propósito únicamente. 

Anuncios





La conveniencia del pensamiento positivo en el mundo

 

A nivel sociopolítico, en la medicina alternativa, en la música popular y en los comerciales los mensajes positivos se usan para persuadir, para convencer y para manipular. Es decir, se pueden usar para vender cosas o ideas que no tienen valor real e igualmente evitan que hagamos o pensemos cosas que van en contra de sus intereses.

Igualmente, no olvides que la psiquiatría y la industria farmacéutica se beneficia enormemente de las personas que se alejan del patrón positivo, como las personas depresivas, ansiosas, tristes o pesimistas, puesto que las etiqueta como algo "anormal" o "enfermo" y prescribe tratamientos y drogas muy costosas para tratar "sus males".

Por otro lado, ¿has notado que la mayoría de la gente "súper-positiva" que conoces siempre están vendiendo algo? El pensamiento positivo es usado por los vendedores para enfatizar en las cualidades y aspectos positivos de su producto, diciéndote incluso que está mal pensar en las características negativas reales o potenciales de lo que te están ofreciendo.


Esta técnica suele tener muy buenos resultados para los vendedores que hacen uso de algunos de los "lemas" del optimismo, por lo que ganan más dinero y tratan de convencer a todo el mundo de que también deben ser personas positivas, lo que te hace pensártelo, pues parece que les va de maravilla, aunque en muchos casos es simplemente una fachada o máscara. Incluso si no les va muy bien, tratarán de convencerte de que su vida es espectacular.


La industria del pensamiento positivo, por llamarla de alguna manera, también transmite el mensaje de que las mismas personas son las únicas responsables de sentirse bien. Si pierdes tu trabajo o tu jefe es una persona injusta o maltratadora, no reclames ni te quejes. Tampoco le pidas cuentas al gobierno, lo luches por tus derechos y ni se te ocurra confrontar a tu jefe abusivo. Es tu responsabilidad sentirte bien a pesar de que todo salga mal, de lo contrario, eres un amargado pesimista.

Si perdiste tu empleo fue porque te confiaste demasiado, no fuiste productivo o cometiste algún error. Si sigues desempleado es porque no buscas opciones con la suficiente persistencia o porque no eres lo suficientemente creativo para crear tu propio proyecto o empresa. En todo caso, tú eres el culpable y lo serás si sigues así.

Los mensajes positivos y optimistas pueden usarse para culpar enteramente a las personas de su propio sufrimiento, lo cual genera una sobrecarga que genera frustración y mayor malestar psicológico y físico. La obligación de estar acorde con las expectativas del bienestar propio son una fuente de sobreesfuerzo y quita responsabilidad a los demás, incluso cuando efectivamente la responsabilidad es de otros.

Tú tienes la responsabilidad de mantener a toda costa un estado de ánimo positivo o corres el riesgo de ser considerado una persona tóxica. No importa que los demás sean injustos contigo, que tengas un pésimo ambiente de trabajo, que los políticos estén abusando de tus votos y que el desempleo o la falta de oportunidades para educarte sean problemas que el estado y las instituciones públicas se nieguen a abordar. Esas son excusas tuyas para sumirte en el pensamiento negativo. Después de todo, ese es un pensamiento de pobreza y escasez, si piensas que los demás tienen que solucionarte los problemas, eres un perdedor.

Si eres pobre o eres una persona de bajos recursos, tu pobreza es mental. La desigualdad
social y económica no tiene nada que ver y mucho menos la corrupción. Si no tienes dinero y tu familia está muriendo de hambre, no culpes a nadie más, es tu falta de iniciativa y proactividad.
Si no crees, mira los casos de las personas que alcanzaron lo imposible con menos de lo que tú tienes ahora. Las condiciones políticas, ecónomicas, sociocomunitarias, religiosas, familiares y psicológicas de tu situación particular no tienen por qué afectarte ni limitarte.

No demandes estrategias permanentes y serias que promuevan la salud mental y física en tu ciudad o país. Tu bienestar es asunto tuyo y las personas que se supone deben prestar esos servicios (y la sociedad en general) no están obligadas a hacerlo, y en caso de que existan intervenciones al respecto, su calidad no debe ser cuestionada, puesto que...





PARA DISCUTIR

1. ¿Conoces alguna persona que se dedique al tema del desarrollo personal? ¿Cuáles crees que son sus intenciones al difundir este tipo de material?

2. ¿Cuál crees que es el mensaje de superación personal que puede dar lugar a los peores malentendidos?

3. ¿Piensas que el contenido motivador es perjudicial, son las personas que lo usan o la forma en la que puede ser usado?

4. ¿Cuál canal de YouTube, página web o personaje rescatarías por sus mensajes positivos?

5. ¿Qué habilidades o conocimientos consideras que debería tener una persona que se dedique a los temas del crecimiento personal?


Publicar un comentario Blogger

  1. ¿Conoces alguna persona que se dedique al tema del desarrollo personal? ¿Cuáles crees que son sus intenciones al difundir este tipo de material?

    ResponderEliminar
  2. ¿Qué habilidades o conocimientos consideras que debería tener una persona que se dedique a los temas del crecimiento personal?

    ResponderEliminar
  3. ¿Cuál canal de YouTube, página web o personaje rescatarías por sus mensajes positivos?

    ResponderEliminar
  4. ¿Piensas que el contenido motivador es perjudicial, son las personas que lo usan o la forma en la que puede ser usado?

    ResponderEliminar
  5. ¿Cuál crees que es el mensaje de superación personal que puede dar lugar a los peores malentendidos?

    ResponderEliminar

Si te gustó lo que acabas de leer, no olvides seguirme en las diferentes redes sociales, por correo electrónico o por RSS. Si no te ha gustado el contenido, o piensas que podría ser mucho mejor, estaré muy pendiente de los comentarios.

¿Te gustaría decir algo? ¿Quieres tener más información respecto a algún tema tratado aquí? ¿Quisieras que explicara con más detalle algo de lo que te he compartido? ¡Comenta!

 
Top