Consejos para organizar mejor el tiempo

Tal vez en algún momento has pensado que no estás logrando lo suficiente con tu vida, que simplemente no te alcanza el tiempo y que siempre tienes muchas cosas por hacer.

Con seguridad, sientes que es un problema y no dejas de preguntarte cómo algunas personas que conoces parecen disponer de más tiempo que tú y logran hacer cosas con las que tú luchas tanto.

El problema con este tipo de comparaciones que son injustas y siempre llevan al mismo resultado: te sientes mal, te sientes inútil y al tratar de esforzarte un poco más, sacrificas tu sueño, tu descanso, tus actividades de ocio, el tiempo que dedicas a otras personas, etc.

El asunto parece complicado, puesto que tienes muchos intereses y objetivos pero no quieres abandonar ninguno. Sientes que debes aprovechar tus oportunidades al máximo y que vas en una carrera contra el tiempo. Sobretodo, piensas que te vas a arrepentir de no haberte esforzado lo suficiente, ¿verdad?


En este artículo quiero comentarte mi propia lucha con esta forma de pensar:


Mi historia


Mi naturaleza es estar ocupado. Siempre estoy pensando en lo que voy a hacer en el minuto siguiente. Siempre tengo listas de pendientes e incluso clasifico mis pendientes de acuerdo a los recursos con los que cuento en cada momento (trabajo, internet, videojuegos, proyectos personales, ejercicio, escritura, etc.). Aunque no tuviera a la mano un teléfono, un computador, un libro o una libreta, aún tendría pendientes y cosas "en las qué pensar".

En mi afán por ser lo más productivo posible, he estudiado diversas estrategias, consejos prácticos, artículos y aplicaciones móviles para organizar mi tiempo y exprimirlo al máximo.

He programado mis actividades de manera muy variada, siguiendo diversos lineamientos y criterios como: qué tan urgente es lo que debo hacer, qué tan importante o necesario, qué tan beneficioso a corto, mediano y largo plazo. Qué puedo hacer durante mis vacaciones o fines de semana, qué puedo hacer cuando tengo poca energía o cuando tengo poco tiempo. Qué debo posponer para cuando disponga de más tiempo o cuando haya terminado lo que debo hacer en el momento, qué tan satisfactorias son las actividades que deseo llevar a cabo y con qué frecuencia (diaria, semanal, mensual, etc.).

Esto me ha llevado a exigirme demasiado en todas las áreas de mi vida. Siempre trato de hacer las cosas lo mejor posible. Estoy obsesionado con ser lo más productivo posible y he consultado y aplicado diversas estrategias para ser más y más eficiente cada vez.

Para mí, el descanso era una pérdida de tiempo y lamentablemente, mis actividades de ocio y placer también llegaron a verse etiquetadas del mismo modo. En algún momento de mi vida, sentía que todo lo que hacía entraba en una de dos categorías: o era productivo, o no lo era.

Naturalmente, todo lo que no fuera utilitario era rechazado por mí. Cuánto más productivos eran mis días, más satisfecho me sentía. De la misma manera, cuando mis días estaban llenos de ocio y entretenimiento, me sentía terrible.

Sin embargo, sentirme mal por ver una película que he querido ver por mucho tiempo, por dedicar una tarde a los videojuegos o por pasar más tiempo con la familia me hicieron reconocer que mi obsesión me estaba arrebatando la tranquilidad y la alegría. Ver que estos placeres tan necesarios y reconfortantes se convirtieran en actividades "poco productivas", me hizo tomar conciencia que debía parar en algún momento o de lo contrario, iba a sufrir mucho.

De una u otra manera, tenía que cambiar mi forma de ver el asunto, puesto que me sentía mal porque mi rendimiento no era el más alto cuando no me alimentaba bien, cuando tenía bajos niveles de energía, cuando estaba estresado o cansado, o simplemente cuando no había dormido apropiadamente.

No dedicaba mucho tiempo para dormir y esto afectó mi eficiencia. Me tomaba más tiempo hacer las cosas, lo que significaba dormir incluso menos, o sacrificar otras actividades. Al estar agotado me convertí en alguien más impaciente, más irritable y menos tolerante. Por supuesto, hacía muchas cosas y las hacía bien, pero de alguna manera no dejaba de sentirme frustrado conmigo mismo: nunca era suficiente.

En ocasiones mi cuerpo se rendía y me obligaba a descansar, pero entonces mi mente, esa que nunca está demasiado cansada, me reclamaba por esos espacios de descanso, que hubieran podido usarse para ejercitarme, leer, escribir o en definitiva "hacer algo, cualquier cosa".

El descanso era para mí una obligación, sólo lo hacía cuando estaba exhausto e incluso cuando descansaba estaba pensando en lo que comenzaría a hacer una vez terminara mi descanso. Las personas a mi alrededor también afectaban mi ritmo, pues si veía que los demás estaban siendo productivos y yo no, tendía a compararme y me sentía ansioso y frustrado.

Muchas veces me permitía programar descansar pero terminaba haciendo algo más, y en esta medida, saboteaba mi propio descanso. Este ciclo negativo lo viven muchas personas a diario, y es probable que en cierta medida también te esté sucediendo a ti.

Anuncios





Naturalmente, es acertado y necesario preguntarnos ¿por qué me sucede esto? En gran parte, se debe a la sociedad capitalista, consumista y superficial en la que vivimos. En esta medida, los vídeos motivadores, las charlas que buscan inspirarte, los modelos en las redes sociales y en los medios de comunicación constantemente nos bombardean con el mensaje de que no estamos esforzándonos lo suficiente por alcanzar nuestras metas, que siempre podemos hacer algo más, que siempre podemos sacrificar algo más, que si no somos exitosos, es porque no estamos trabajando lo suficientemente duro.

Por supuesto, existen más razones por las que una persona se obsesiona con ser productivo; como la necesidad de ser aprobado, el llenar vacíos personales, baja autoestima, extrema sensibilidad hacia la opinión de los demás, alta influenciabilidad social, perfeccionismo, excesiva o inadecuada competitividad, seguimiento de roles inadecuados, avaricia y ambición, y un largo etcétera. Con el tiempo, mi objetivo es analizar cada uno de estos factores con el fin de que seas consciente de cuáles son tus patrones de pensamiento y acción; y si lo deseas, disolverlos o reajustarlos para mejorar tu calidad de vida.

Si te sientes identificado, la buena noticia es que solucionar este problema de manera permanente es más sencillo de lo que crees, puesto que el problema está en tu mente, más que en tus hábitos o en tus habilidades para manejar el tiempo. Lo mejor es que también notarás cambios en tu salud mental y física. En una próxima oportunidad abordaremos cómo hacerlo.

Para terminar, me gustaría saber si te sientes identificado con la historia y sobretodo, qué piensas de tu obsesión por hacer de todo: ¿se ha convertido en un problema para ti?, ¿has perdido la tranquilidad a pesar de que logras muchas cosas?

Te invito a que reflexiones sobre las siguientes preguntas y nos dejes tus comentarios, dudas o recomendaciones.

PARA DISCUTIR

1. ¿Ser productivo y acumular logros personales, profesionales y laborales te hacen más feliz?

2. ¿Sacrificar pequeños descansos o momentos para divertirte valen la pena en comparación con lo que vas a lograr con ese tiempo?

3. ¿Consideras que existe algún balance adecuado en tu vida entre el tiempo de descanso/diversión y el tiempo de trabajo/esfuerzo? ¿Cómo lo lograste?

4. ¿Conoces a alguien tan obsesionado con conseguir lo que quiere que ya no obtiene placer con el presente? ¿Qué piensas de esta persona?

5. Hay tantas cosas de las que debemos preocuparnos y tan poco tiempo para atenderlas todas. Si pudieras renunciar a 3 objetivos personales con el fin de sentirte más tranquilo y satisfecho con lo que tienes actualmente, ¿cuáles serían esos objetivos? ¿por qué?

Tu cambio es ahora

Publicar un comentario Blogger

Si te gustó lo que acabas de leer, no olvides seguirme en las diferentes redes sociales, por correo electrónico o por RSS. Si no te ha gustado el contenido, o piensas que podría ser mucho mejor, estaré muy pendiente de los comentarios.

¿Te gustaría decir algo? ¿Quieres tener más información respecto a algún tema tratado aquí? ¿Quisieras que explicara con más detalle algo de lo que te he compartido? ¡Comenta!

 
Top